Enfoque artístico

 

Una sensualidad revertida

 

La captura, el movimiento y el olvido de los instantes perdidos son los temas que están en la base de mi enfoque y vocabulario artístico.

 

Durante la última década de mi trabajo, mi enfoque ha estado en la búsqueda constante de la relación de estos temas aparentemente opuestos. Estas oposiciones alimentan constantemente mi deseo de experimentar y de algún modo, impregnar una carga de sensualidad en mi trabajo. El gesto es el resultado de la confrontación entre la acción y la materia.

 

En mi investigación plástica, reviso las características y los recursos naturales del lugar que habito. Utilizo los materiales que la región me ofrece directamente de la tierra donde estoy viviendo. En el caso de mi tierra natal, localizada en el semi-desierto mexicano, los materiales que frecuentemente incorporo son la cera de abeja melipona, los jales mineros, la sal así como pigmentos naturales como el óxido de hierro, la ceniza o el negro de humo. Elegí estos materiales por su calidad estética y plástica. El fuego y la encáustica son el elemento y la técnica, que me permiten poderlos controlar.

 

De la misma forma que uno puede intuir el estado inicial de un charco de agua cuando alguien ha pasado con solo ver las salpicaduras y sus pisadas. En mi trabajo, trato de manipular estas huellas en las múltiples capas que se superponen una sobre otra al interior de mis lienzos.

 

El resultado seria considerado como un palimpsesto en el que cada una de las capas son influenciadas por su tiempo, su movimiento o tal vez simplemente olvidadas tras otra capa que la oculta. Todo esto me permite descubrir o esconder los trazos que descubrimos a través de sus veladuras. Es un intento de metabolizar los instantes de cada una de sus capas, donde podamos intuir su pasado.

 

Es una sensibilidad a la inversa, revertida...